0 Hospital Santiago Oriente - Dr Luis Tisné Brousse

Menú Principal
Hospital Santiago Oriente - Dr Luis Tisné Brousse
Inicio->Más Noticias



NOTICIAS








En nuestro país, la tasa de partos prematuros es cercana al 6%. La prematurez, menor de 32 semanas, conlleva la mayor morbimortalidad neonatal y la mayor tasa de secuelas, por lo que es importante concentrarse y poner todo el esfuerzo para lograr disminuirla.

Buscando entregar una atención integral a nuestros recién nacidos y sus familias, es que hace 6 años la fonoaudióloga, Andrea Rojas se integró a la Unidad de Puerperio, donde su principal función era y es la realización del screening auditivo, un examen que pesquisa trastornos de audición en niños y niñas. Con el fin de ampliar la cobertura y hacer más efectiva su gestión, es que, en el 2015, comenzó a aplicarse a los prematuros del Servicio de Neonatología.

Como ella misma confiesa, su instinto maternal la hace más sensible y cercana, buscando entregar soluciones concretas en cuanto a alcanzar una alimentación por vía oral, segura y eficaz, que cumpla con los requerimientos alimenticios del bebé, además de fomentar la lactancia materna, ya que más allá de todos los beneficios nutricionales y de apego que entrega, es la forma de alimentación más natural y agradable para la formación de las estructuras que después estarán implicadas en el habla.

Para escucharte mejor

Cada uno de los bebés que nacen en nuestro establecimiento son evaluados a través del screening auditivo, el que busca descartar una posible hipoacusia. El equipo de Fonoaudiólogas de Recién Nacidos realiza dos tipos de exámenes. En Neonatología se analiza los potenciales auditivos de tronco cerebral abreviados, que son los PEAAT a recién nacidos hospitalizados con factores de riesgo, como prematuros, con síndromes, asfixia neonatal o uso de antibióticos.

Ya en Puerperio, la Fonoaudióloga Bárbara Swett es la encargada de tomar el examen a todos los hospitalizados de esa unidad. A través de una sonda se miden las emisiones otoacústicas, que es un método objetivo que mide la audición dentro de una extensión de frecuencias de sonido que es vital para el desarrollo normal del habla y lenguaje. El procedimiento se realiza con un aparato de evaluación portátil que introduce un sonido de bajo volumen en el oído, el que establece la posibilidad de que exista o no un problema auditivo.

De los 5 mil partos que atendemos al año, el equipo de Fonoaudiólogas de recién nacidos refiere cerca de 20 a 25 bebés al Hospital Luis Calvo Mackenna, centro de referencia de nuestra Red; de ellos, solo en 10 casos se confirma la hipoacusia.

Como asevera Andrea, “este examen busca prevenir la discapacidad auditiva. Queremos que no existan niños que por problemas auditivos sufran una discapacidad. Hoy contamos con todas las tecnologías para que estas personas desarrollen su lenguaje de manera normal”.



                                                    

                                                                                                                                               


Favorecer la alimentación segura y placentera

La inclusión del Fonoaudiólogo permite una detección precoz e intervención en los trastornos relacionados a la triada succión, deglución y respiración. La profesional evalúa el estado general del recién nacido, postura, tono, sus estructuras orofaciales; los reflejos naturales del bebé, como son los de búsqueda, succión, mordida y de deglución; además una evaluación detallada de la succión no nutritiva y alimentación temprana. También analiza las características de la madre, como, por ejemplo, la forma del pezón que en algunas ocasiones dificulta el acople del bebé para lograr un buen amamantamiento.

La intervención de Fonoaudiología es considerada hoy esencial para lograr la alimentación oral completa en aquellos recién nacidos que se alimentan a través de sonda nasogástrica u otras vías. “Uno de los requisitos al alta, en nuestro hospital, es que el recién nacido se vaya a casa alimentado de manera autónoma vía oral. Es por esta razón que se insiste en la estimulación de reflejos orales utilizando técnicas especiales para que no se ahogue y sienta confianza”, puntualiza la Fonoaudióloga.

En cada una de las etapas de rehabilitación la profesional incorpora a la mamá, papá o tutor para fortalecer el apego y seguridad para alimentarlo, esta guía es importante, “ya que es difícil para ellos enfrentarse a un escenario como este. Ninguna mamá asume que se debe separar de su hijo. Las dudas, incertidumbre y miedos afloran. Estoy para calmarlas, disminuir sus inseguridades y guiarlas”, asegura Andrea.

“Estas guaguas son guerreras, luchan cada día por sobrevivir, se aferran al amor de sus padres y al cariño que todo el equipo le entrega durante su hospitalización en la Neo. Por eso como profesionales no les podemos fallar y trabajamos sin descanso por su recuperación”, finaliza Andrea Rojas, Fonoaudióloga de Neonatología.


                                                    

                                            

Compartir